Si Tú estás Bien y Yo estoy Bien (Conciliación)


 

     El Dr. Tomas A. Harris publicó en 1969 un libro que se hizo popular en el mundo entero, « I´m OK – you´re OK» (“Yo estoy bien - tú estás bien”) y simplemente transmitía como otros autores las pautas de psicoterapia dadas por el famoso psiquiatra estadounidenseDr. Eric Berne desarrolladas algunos años antes (1960) y que se conoció como «Análisis Transaccional» o «Análisis Conciliatorio» e incluso como Análisis Estructural...

Índice:

Un Padre, un Niño y un Adulto

Somos nuestra memoria

Absolutamente todo está cargado en nuestras neuronas

EL Padre

El Niño

El Adulto

La conciliación

 

      Esta práctica de psicoterapia tiene en la actualidad numerosos seguidores porque logra penetrar en la conciencia humana bajo la perspectiva de las relaciones sociales: analiza las interacciones entre «Yo y Tú» y «Yo y Ellos».

 

      Predica la posibilidad del cambio y la restructuración de la personalidad mediante el abandono del guión; o sea,de aquellas experiencias que quedaron fijadas en nuestra psique durante la infancia y que repercuten en el presente condicionando nuestros pensamientos, conductas, emociones y sentimientos, y que definen los estados del Yo. Estos estados en el AT (Análisis Transaccional) se denominan como los estados del Padre, el Niño y el Adulto que todos llevamos dentro.

 

      En realidad son contenidos de nuestra psique en base a nuestras vivencias pasadas que las trasaccionamos de una persona a otra en las relaciones sociales ( o interacciones).

Volver al índice

 

Un Padre, un Niño y un Adulto

      Todos llevamos dentro un Padre, un Niño y un Adulto, una idea que se ha popularizado hasta lo indecible porque en eso reconocemos nuestro funcionamiento mental. Claramente las palabras Padre, Niño y Adulto es una forma de etiquetar un fenómeno psicológico que no es otra cosa que la historia personal que cada uno de nosotros puede contar con relación a todos los condicionamientos que ha vivido desde que nació (o aún más desde que fue concebido) hasta el momento actual, y que han sido registradas en las neuronas de nuestro cerebro (paso a paso) con gran fidelidad.

 

      El Padre simboliza los modelos sociales de todas las personas que en nuestra vida hemos interiorizado y que nos han proporcionado “cuidados” (padre, madre, profesores, hermanos, amigos…) El Niño representa nuestros esfuerzo por reconocer nuestra identidad individual, y el Adulto es aquel que intenta abrirse camino en la vida adaptándose a la realidad. No estamos pues hablando de un padre, un niño y un adulto físico, sino de modelos interiorizados.

Volver al índice

 

Somos nuestra memoria

      El doctor Thomas contaba que fueron muy importante para el AT las reveladores aportaciones del neurocirujano doctor Wilder Penfield que por los años cincuenta al operar el cerebro de sus pacientes epilépticos, y por la necesidad de localizar las zonas afectadas antes de intervenir (les tocaba la corteza mediante sonda galvánica con unas pequeñísimas descargas eléctricas) y con el paciente consciente anestesiado localmente (el cerebro no registra dolor) al tocar la zona temporal de la corteza cerebral éstos narraron experiencias relacionadas con su pasado, realmente increíbles por la precisión en los detalles, como si los hechos volvieran a vivirse de nuevo con igual intensidad emocional, sensorial y perceptiva, solo que el paciente además podía observar la propia vivencia pasada y comentarla.

 

      Lo maravilloso que pudo por primera vez experimentar el doctor Penfield es que nuestro cerebro es capaz de registrar absolutamente todo lo que acontece en nosotros y en nuestro alrededor desde que fuimos concebidos (como en El “Yo y mis circunstancias” de Ortega y Gasset), y que permanece ahí con la misma viveza que cuando sucedieron los hechos, no solo como si fueran simples imágenes, olores, sonidos, etc., sino que se registran de modo secuencial y lo más increíble es que absolutamente todo va asociado a la carga emocional con que esas experiencias se vivieron…

 

      Lo más impresionante es que “eso” de alguna manera (consciente o inconscientemente) está en el “Ahora” (“Aquí y Ahora”) condicionándo nuestros pensamientos, conductas, sentimientos y emociones. El abandono de ese pasado (guión) o su remodelación, o la toma de conciencia de cómo nos afecta, es la base de la terapia AT, pues lo seres humanos lo que hacen en sus interacciones es transaccionar con esos contenidos mentales, y eso produce o bienestar o conflicto, y siempre está relacionado con la forma de manejar las emociones.

Volver al índice

 

Absolutamente todo está cargado en nuestras neuronas

Podemos imaginarnos lo asombroso de este hecho si consideramos que somos seres que trasportamos allá donde vamos no solo nuestro presente sino toda la carga de nuestro pasado. El Análisis Transaccional da cuenta de este hecho cuando el doctor Eric Berne con uno de sus pacientes (un abogado muy prestigioso) adoptaba en la psicoterapia un papel ambivalente, unas veces ejercía de niño y otras de adulto, a lo que decía:

 

— Doctor, ¿está usted ahora dirigiéndose al niño o al abogado?

 

Volver al índice

 

EL Padre

      Este hecho marca la base de la psicoterapia individual y social del Análisis Conciliatorio. Todas las personas que nos ha rodeado han quedado en nosotros interiorizadas (grabadas) para siempre con sus interacciones y nos han condicionado de tal modo que nuestras conducta, actitudes, pensamientos y emociones presentes se basan gran parte en ello.

 

      Cuando éramos niños nos han limitado o enseñado en nuestra forma de pensar, de hablar, de sentir, nos han hecho emocionarnos o sentirnos sentimentalmente ligados a ellos, nos han dado parte de su conducta, de sus costumbres, nos han servido de modelo para amar y odiar, para tener ira, celos, o agresividad, para sentirnos seguros o inseguros, nos han hecho seguir sus pautas y sus requerimientos, nos han impuesto sus normas, nos gustara o no: éramos niños…

 

      Esto es lo que ha pasado con nuestro condicionamiento, que hemos interiorizado a las personas que nos han rodeado y parte de sus esencias, actitudes y tradiciones. A esto el AT lo ha etiquetado con la palabra Padre. Y ese Padre que llevamos dentro representa una amplísima experiencia que nos influye en el presente, o que simplemente nos hacen ser lo que somos y tal como somos con nosotros mismos y con los demás.

 

      Quizás sea ya hora de cambiar esto, pues, es posible hacerlo mediante acuerdos o compromisos para sentirnos Bien y desarrollar nuestro potencial como seres humanos, aunque hay que tomar la decisión de querer llegar a sentirnos BienMal.

 

       Esas son las normas que hemos incorporado, y el cerebro está ahí dándonos nuestra propia identidad en base a otras identidades (el Padre) Lo que vivimos cuando éramos más pequeño es lo que más profundamente ha cuajado en nuestro Ser.

Volver al índice

 

El Niño

      Es hora de hablar del Niño que llevamos dentro, que también es una metáfora en el Análisis Conciliatorio, pues, el Niño no es exactamente un niño físico. Nuestras exigencias de ser atendido, de ser queridos, de ser amados y respetados, las emociones que se produjeron con nuestros logros cuando nos hicimos seres correteadores, cuando conseguimos dominar el lenguaje, cuando nos opusimos y dijimos, “NO” ese conjunto que tiende a la identidad personal es el Niño. También se quedó en nosotros el niño egoísta que no comparte, que solo lo quiere todo para él, o ese otro que si comparte y se da generosamente a los demás. Ese que fuimos se ha quedado en nosotros grabado a “fuego” en nuestro cerebro constituyendo parte de lo que ahora somos en pensamientos, conductas y sentimientos. Igualmente ese niño que sintió que no fue estimado ni querido, o el contrario que fue querido y estimado, (es cuestión de balanza) nos ha condicionado…

 

      Esas experiencias vitales e ingentes que hemos experimentado desde que nacimos están en nosotros.Nada se ha perdido e influyen en nuestro presente haciéndonos ser lo que somos…

Volver al índice

 

El Adulto

      El Adulto representa nuestra decisión por tratar de adaptarnos de ser lo que las sociedad quiere que seamos: razonables, lógicos, competitivos, triunfadores, adaptados, buenos padres, buenos amigos… Eso también lo hemos ido aprendiendo a lo largo de nuestra historia personal y se ha quedado con nosotros. Es nuestra personalidad que intenta sobrevivir. Desde que nacimos hasta el momento presente hemos estado sobreviviendo, y eso lo hace al Adulto que llevamos dentro.

 

     Es obvio que Análisis Transaccional trate de lo que los seres humanos transaccionan psicológicamente de unos a otros en sus relaciones. Lo que va de un alma a otra Y lo que cedemos son esas experiencias inúmeras que nos hacen conducirnos como el Padre, el Niño y el Adulto, negativo o positivo, que llevamos dentro.

Volver al índice

 

La conciliación

      La Terapia Conciliatoria trata pues de equilibrar el mundo emocional de las personas en sí mismo y en sus relaciones, y lo que trasaccionamos son nuestros propios estados emocionales de sentirnos Bien o Mal.

“Si Yo estoy bien y tú estás bien” (“I´m OK you´re OK”), no hay conflicto, hay serenidad, paz y calma, lo malo es si Yo estoy Bien y tú estás Mal; o Tú estás Mal y Yo estoy Bien, o, si ambos estamos Mal

 

      En estos se basa la Terapia Conciliatoria.

 

 

Volver al índice

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Kandra Holliman (jueves, 02 febrero 2017 06:31)


    Howdy, i read your blog from time to time and i own a similar one and i was just curious if you get a lot of spam responses? If so how do you stop it, any plugin or anything you can recommend? I get so much lately it's driving me insane so any support is very much appreciated.

  • #2

    Víctor Salinas Loya (martes, 17 octubre 2017 07:26)

    Es el resumen más completo que haya leído al respecto desde que tuve en mis manos la obra original.
    De facto, me permite afinar mi adulto una vez más y seguir estando bien, no sin que me importe que quienes interactúan conmigo lo están o no. Más bien, estando bien yo, me convierto en una especie de transmisor de baja frecuencia que influye positivamente en el ánimo de lagunas personas, pues sin importar que tan "mal" puedan ir las cosas, siempre estoy buscando inconscientemente el lado amable de la vida.

    Gracias!